IMPULSO FORESTO-INDUSTRIAL: CAPITANICH Y JULIÁN DOMÍNGUEZ INAUGURARON PLANTA DE TABLEROS CON MODERNO EQUIPAMIENTO TECNOLÓGICO

La obra permitirá mejorar la productividad y el aprovechamiento de materias primas; además se incorporan a la actividad 24 trabajadoras y trabajadores. Previamente, el gobernador y el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación rubricaron convenios y cartas de intención de cooperación con instituciones científicas y universidades.

El gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, visitaron este lunes el Centro Tecnológico de la Industria de la Madera (CEDETEMA) en Machagai, en donde inauguraron las obras en la planta de secado industrial de madera y una nueva fábrica de tableros alistonados finger joint, que cuenta con equipamiento tecnológico para producir estructuras de madera.

“Es un gran beneficio para la industria porque significa la posibilidad de que, a través maquinarias, herramientas y enfoque manual de carácter artesanal, se puedan producir cerca de 528 tableros alistonados al mes”, destacó Capitanich.

De la actividad, también participaron la vicegobernadora Analía Rach Quiroga; el ministro de Industria, Producción y Empleo, Sebastián Lifton; la presidenta del Cedetema, Noelia Ordenavía; y el intendente Juan Manuel García; junto a técnicos y profesionales del centro y productores de la zona. 

La obra, financiada con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo del Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal que lleva adelante el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación a través de la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE) y el Ministerio de Producción, Industria y Empleo de Chaco implicó un presupuesto de 78.013.480,92 pesos.

En esa línea, el mandatario detalló: “Acá hay 500 metros cuadrados, y equipamiento tecnológico para producir tableros de madera, a los efectos de optimizar el uso del algarrobo y, obviamente mejorar la productividad de todas las carpinterías que forman parte del sistema productivo en Quitilipi, Machagai y Plaza, entre otras localidades, y que se van a ver muy beneficiadas ahora”.

La ejecución de la obra y equipamiento estuvo a cargo de la empresa Bylsa SA (empresa chaqueña), por licitación pública. Dicho equipamiento permitirá la elaboración mensual de 528 unidades de tableros alistonados. Al respecto, Capitanich afirmó: “Esto significa la posibilidad de que, con algunas maquinarias y herramientas de enfoque manual y de carácter artesanal vamos a poder producir mucho más”. Además, confirmó que “se incorporan a la actividad 24 trabajadoras y trabajadores, en tres turnos, aunque dependiendo de los niveles de estrategias productivas, pueden ser muchos más”.

En el marco de la visita a la fábrica, el ministro Domínguez aseguró: “Chaco es una escuela de aprendizaje, y el liderazgo del Gobernador es el espejo de la capacidad de los productores chaqueños, en su modelo cooperativo”. En ese contexto, impactado por el proceso de reconversión y aprovechamiento de la madera expresó: “Me parece que Chaco se ha lanzado hacia el futuro. Lo que la provincia está haciendo, con la visión y la dinámica que lo caracteriza al gobernador es traer el futuro al presente”.

Tras la inauguración, las autoridades recorrieron el Salón del Mueble, donde observaron una exposición de muebles chaqueños fabricados a partir de la tecnología de tableros alistonados finger join.

Obras, objetivos y financiamiento

La obra civil ejecutada incluyó la refacción de un galpón de 160 metros cuadrados, para acopio de madera seca y su comercialización; construcción de un galpón de 500 metros cuadrados para la instalación de la línea de máquinas y equipamiento propio de la fábrica de tableros; adquisición de línea de máquinas y equipamiento propio de la fábrica, que fueron adquiridos por la empresa Gottert, una reconocida firma del rubro foresto-industrial.

Se destaca también el financiamiento del Fondo Nacional de Bosques de la Ley 26.331 que administra el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que colaboró con el proyecto, permitiendo adquirir por un monto de 6.860.000 pesos, una línea completa de fábrica de piezas parte, con un Pantógrafo CNC como principal herramienta tecnológica y maquinaria complementaria.

El objetivo del proyecto fue fortalecer la Fundación Cedetema, para brindar servicios y productos a los industriales locales con alta calidad y continuidad, con fabricación de tableros que optimicen el aprovechamiento de la madera disminuyendo considerablemente el desperdicio; elaboración de madera a medida con un secado previo; evitar la utilización exclusiva del algarrobo en rollo, y descomprimir la presión sobre el bosque nativo. Concentrar el esfuerzo industrial en el ensamble, diseño y confección de muebles, y no en la preparación de la madera (aserrado y dimensionado); generar calidad y estandarización que permita acceder a los grandes mercados con mejores precios.

Convenios para el desarrollo productivo y tecnológico de la provincia

Previamente, el gobernador Capitanich y el ministro Julián Domínguez, rubricaron convenios de cooperación para el crecimiento tecnológico y el desarrollo productivo de la provincia. El acto se realizó en el marco de las jornadas de Innovaciones Tecnológicas para el Norte Argentino, en la Estación Experimental INTA de Presidencia Roque Sáenz Peña. 

“Son acuerdos de cooperación que servirán para mejorar la variedad genética, aumentar la productividad y el rendimiento del cultivo algodonero de forma sostenible y ecológica”, aseguró el gobernador. 

Del acto, participaron también, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga; el ministro de Producción, Industria y Empleo Sebastián Lifton; el Presidente de INTA Mariano Garmendia; el intendente de Presidencia Roque Sáenz Peña Bruno Cipolini; la directora regional del INTA Chaco-Formosa, Diana Piedra; junto a técnicos y profesionales del organismo nacional y productores de la zona.

“El objetivo es expandir la superficie agrícola, potenciar la superficie ganadera, desarrollar la cadena foresto-industrial y potenciar 20 cadenas de valor que generarían las condiciones para su progreso y desarrollo”, reiteró Capitanich. “Estos avances no se dan sin transferencia de tecnología y sin el trabajo de instituciones como el INTA y el Centro de Tecnología Agroforestal”, agregó. Además, reivindicó el trabajo conjunto entre pequeños, medianos y grandes productores, Estado e instituciones científicas y tecnológicas como el único camino para llegar al objetivo: “Debemos garantizar su coexistencia, es la única manera de tener modelos productivos que aumenten su capacidad”, aseguró.

A su turno, el ministro Domínguez aseguró que la producción algodonera marcó una forma diferente de organización en los últimos 20 años y dijo que si hoy existen innumerables instituciones de la producción algodonera fue porque hubo una “simbiosis muy fuerte” entre productores y funcionarios que supieron representar sus intereses. Destacó así el compromiso de Capitanich que, en sus distintas funciones, en la provincia, como senador y en la Jefatura de Gabinete de Nación, supo defender los intereses de la economía chaqueña y la actividad agropecuaria, citando como ejemplo el impulso de la Ley Algodonera. 

Los documentos que se rubricaron en la jornada son: Carta de intención entre el Ministerio de Agricultura de la Nación y la provincia del Chaco, en el marco del Programa de Asistencia para el Mejoramiento de la Calidad del Algodón; Convenio con la firma Pato Pampa, de trabajar conjuntamente para evaluar la factibilidad de usar fibra de algodón tipo extra larga en procesos textiles industriales; Convenio para investigación entre el Ministerio nacional y la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, para investigación de nuevas gramiferas forrajeras; Convenio de cooperación entre el Ministerio de Producción del Chaco y el INTA; Carta de intención entre Ministerio de Producción y el INTA para destinar el 5% de fondos de la ley algodonera para logros de innovación; Carta de intención entre el Ministerio de Producción y el INTA para el financiamiento de las Estaciones Experimentales de Las Breñas, Sáenz Peña y Colonia Benítez; Convenio de cooperación entre el Ministerio de Producción y el INTA para el mejoramiento y asistencia técnica para minimizar la vulnerabilidad del sistema hidráulico Tapenagá; Convenio de cooperación entre la cartera productiva provincial y el INTA; y convenio con el municipio de Fuerte Esperanza, cooperación entre el Ministerio de Producción y el INTA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.