dia_del_niño.png

thumbnail BANNER PORTADA

 

fABRI mAR

Don-Ata-2017--2

Viernes, 26 Enero 2018 15:19

SÁENZ PEÑA- CRÓNICA DE UNA CIUDAD CASTIGADA POR LAS INTENSAS LLUVIAS Y LA INSEGURIDAD

Rate this item
(0 votes)

La odisea comenzó en la madrugada del sábado 20, con la caída de 300mm. sobre los 80mm del día jueves 18, y 100 más durante esta semana. A esto se le suma los violentos hechos de inseguridad como el cobro de peajes por patotas y el asesinato de un vecino del barrio Ginés Benítez.

Por Mariana Rivero

El sábado 20, los saenzpeñences amanecimos con una lluvia de 300mm. cubriendo la ciudad, sumándose a unos 80mm. caídos el jueves 18, provocando que miles de familias terminaran inundadas hasta con un metro de agua adentro de sus casas. Situación que se agravó el día martes, con una nueva precipitación de 100mm. más, dando como resultado cerca de 500mm. en total.

Con el correr de las horas del sábado 20, comenzaron a emerger las primeras noticias de la gravedad de la situación a través de las redes sociales y medios de comunicación, teniendo como primera respuesta la ayuda y solidaridad de los propios vecinos, que luego fue en aumento a medida que las imágenes y videos de la realidad se comenzaban a viralizar.

En pocas horas, se conformaron diferentes puntos de acopio de donaciones para luego ser distribuidas a las familias afectadas, “hemos perdido todo”, lamentaban algunos en el epígrafe de una fotografía devastadora de sus hogares.

Las iglesias fueron las primeras instituciones en coordinar este tipo de tareas, a la que se sumaron diferentes grupos de solidarios. De esta manera, las primeras donaciones surgieron de la gente y para la gente. “Estoy inundado, pero igual vengo a ayudar y a traer algo”, afirmaban muchos vecinos damnificados. Se comenzaron a entregar ropa, alimentos, agua envasada, colchones… pero nada era suficiente. La necesidad era mucha y cada vez mayor.

Cabe destacar también, el arduo trabajo de Bomberos Voluntarios del que poco se da a conocer, rescatando ancianos, niños y discapacitados, en los lugares más afectados por la inundación.

A este movimiento solidario y desinteresado de los vecinos saenzpeñences, se contrapuso una nueva realidad: la inseguridad. Como si fuera poco la ausencia y la desidia de los funcionarios públicos, se sumaron grupos de violentos que agravaron la realidad social. De estos, comenzaron a emerger cortes de rutas y calles con cobro de “peaje”, asaltos con armas y amenazas a los vecinos y voluntarios. Todos armados con cuchillos, machetes y con la cobardía del patoterismo, llegando incluso a un homicidio, que es el caso de un vecino del barrio Ginés Benítez.

Muchos jóvenes se atrevieron ingresar a barrios donde el agua les llegaba a la altura de la cintura, para poder alcanzar una bolsa de alimentos a madres con bebés y niños que no se atrevían a dejar sus casas. El trabajo humanitario comenzaba muy temprano por la mañana, y finalizaba por las noches. Sin embargo, la poca armonía que lograron establecer estas personas, a través de su compromiso, con aquellas que habían perdido toda esperanza al ver sus casas y su esfuerzo de años bajo agua, se vio interrumpida por la conducta de estos bandidos.

Este tipo de manifestaciones vandálicas, está impidiendo el arribo de camiones con donaciones de diferentes ciudades de la provincia y del país, ya que corren peligro de ser saqueados y peligrosamente violentados. De esta manera, se está perjudicando a los miles de familias que verdaderamente están esperando ser asistidas, entre ellos, bebés, niños y ancianos, que aún permanecen en zonas con agua contaminada de hasta un metro de profundidad, con alimañas y todo tipo de riesgos (picaduras, enfermedades, pestes, etc.).

En pocos días, la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña se convirtió en un caos nunca antes visto. Es por esto, que la ciudadanía apela a las autoridades a adoptar las medidas necesarias que la situación demanda. Este escenario expuesto, amerita una rápida y firme respuesta de los funcionarios competentes, tanto de nivel municipal, provincial y nacional, para aplacar el clima hostil y criminal con la provisión de las fuerzas de seguridad necesarias, incluida la colaboración de Gendarmería Nacional, a fin de reestablecer el orden social.

Como saenzpeñences, reclamamos que se restaure la paz en la ciudad y que la inoperancia de los políticos y el obrar de unos pocos violentos, no se convierta en un obstáculo al desarrollo del trabajo comunitario de las iglesias y voluntariados que hasta el momento se viene realizando. 

 IMG-20180126-WA0012.jpg

IMG-20180126-WA0009.jpg

 

 

Last modified on Viernes, 26 Enero 2018 15:28

 

 

 

 

NBCH 370x370 chacoregion ok

 

Max Pawer 

Centauro 2017

300x300 3

300x300--dengue--de-vos-depende.gif 

 


 

Verano_2018___1.jpg