SÁENZ PEÑA – LE ROBARON LA PISTOLA A UN PERSONAL DEL SERVICIO PENITENCIARIO II

El hecho se dio dentro del complejo. Las investigaciones trabajan sobre los registros fílmicos para dar con el autor del robo.

Un insólito y grave suceso ocurrió en el interior del Complejo Penitenciario II de Presidencia Roque Sáenz Peña cuando este jueves, un Cabo del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) descubrió que le habían robado un arma de guerra que había quedado en el interior de su automóvil particular; el que estaba estacionado dentro del predio del Complejo. Los investigadores trabajan con los registros fílmicos de cámaras de seguridad para saber dónde fue a parar el arma de fuego de grueso calibre, una pistola calibre 9 milímetros. Fuentes consultadas por Periodismo365 adelantaron que los investigadores sospechan de algún camarada o de familiares de los presos, y no descartan que por un descuido o falla humana el arma de guerra podría llegar a estar incluso dentro mismo del sector de celdas en poder de los reclusos. «Ninguna hipótesis es descartada por el momento, hasta que aparezca esa pistola», consignaron.

En ese contexto, fuentes cercanas a la causa informaron a Periodismo365 que a las 22.30 horas de este jueves, un empleado del SPP que ostenta el grado de Cabo y presta servicio en el Complejo Penitenciario II del Barrio Mitre de Sáenz Peña, formalizó una denuncia penal en Comisaría 6º explicando que este jueves a las 06.38 horas ingresó a su Servicio de Guardia, dejando estacionado su automóvil adentro del predio del Complejo Penitenciario.

El denunciante detalló que en el interior del vehículo quedó guardada, debajo del asiento del conductor, 1 pistola marca Bersa, modelo Thunder 9 PRO Calibre 9 milímetros, Parabellum, semiautomática, pavonado de color negro, arma de fuego no provista por el SPP.

El empleado penitenciario aseguró que posee las credenciales correspondientes para su portación, y que al finalizar su guardia a las 20.00 horas; se dirigió a su vehículo notando que la puerta del lado del conductor se hallaba semiabierta.

Desagradable fue la sorpresa del penitenciario cuando al revisar el rodado notó que la pistola que había guardado debajo del asiento del conductor, ya no estaba más. Hizo constar que la puerta del conductor no cuenta con cerradura segura debido a una falla en la cerradura. Interviene la Fiscalía en turno en la causa por «Supuesto Hurto».

Periodismo365

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.