SOLICITAN QUE SE SOLUCIONEN PROBLEMAS DE PROVISIÓN DE LA FARMACIA DEL INSSSEP

«Desde diciembre pasado se registran graves problemas en la provisión de drogas y medicamentos en la Farmacia Social de Insssep a pacientes que por sus patologías requieren de coberturas especiales (FOS, Fondo de Alta Complejidad, Discapacidad, etc.) y que han sido autorizadas por la Auditoría Médica del Instituto».

«El circuito tradicional para acceder al medicamento para un afiliado con alguna dolencia menos grave no es el mismo que el de quienes tenemos diagnósticos clínicos más complejos. El paciente que cuenta con una cobertura especial de FOS (75% o 100%), FAC, Discapacidad, etc. no puede acudir a cualquier farmacia comercial y adquirir allí su medicación, como se hace normalmente, sino que por sus características y costos solo puede hacerlo a través de la Farmacia Social del Insssep, que resulta la única responsable de la entrega de los fármacos recetados para nuestros tratamientos. El problema es que con posterioridad al 10/12/2023 la provisión de medicamentos y drogas a los afiliados se ha vuelto mínima o nula, con la consiguiente interrupción de los tratamientos de las enfermedades de los pacientes. Cuando concurrimos a retirar los fármacos prescriptos se nos contesta que no se encuentran en stock y que las droguerías proveedoras no los entregan por falta de pago por parte de Insssep» , detalló.

«Cuando el afiliado -en muchísimas oportunidades imposibilitado por sus dolencias de concurrir en forma física- intenta comunicarse con la Farmacia Social a fin de informarse si lo solicitado se encuentra disponible, los teléfonos no son respondidos, como tampoco los mensajes de WhatsApp, y no queda otra opción que concurrir personalmente, aun bajo efecto de las patologías padecidas, hasta la sede de la Farmacia en avenida 25 de Mayo y Cangallo», indicó.

Por ser enero y estar con horario de vacaciones, solo se puede concurrir de 7 a 12.30, por lo que se forma una fila larguísima de personas que padecen alguna enfermedad compleja o son familiares de alguien con esas patologías que esperan ser atendidos, observándose muchas veces a mamás con niños con tratamientos oncológicos que estoicamente aguardan en la fila, para que al llegar su turno, después de muchas veces no menos de 100 números y de 2 a 3 horas de espera, se les responda «No hay, no llegó nada».

«Estamos a la buena de Dios, y esta situación, desde el punto de vista organizativo, debe ser resuelta en forma urgente por la Farmacia», sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *